Otros nombres de la enfermedad

Tanto en la literatura científica como en  los medios de comunicación, se han utilizado diversos nombres para referirse a la enfermedad, destacando los siguientes:

Síndrome de Hipersensibilidad Química » Alergia Universal » Sensibilidad Alimentaria y Química » Alergia Cerebral » Enfermedad Ambiental » Enfermedad del Siglo XX »  Síndrome de Respuesta a las Sustancias Químicas » Enfermedad Ecológica

En 1987 M. Cullen denominó a este síndrome Sensibilidad Química Múltiple (SQM), utilizó el término en plural  (Multiple Chemical Sensitivities, MCS) para poner de relieve la multiplicidad de manifestaciones, orígenes y procesos implicados.

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo la recoge en sus NTP (Notas Técnicas de Prevención) con 2 nombres: NTP 557: Intolerancia Ambiental Idiopática ( IAI), y  Sensibilidad Química Múltiple ( SQM) y fenómenos asociados.

La denominación de enfermedad ambiental idiopática o, mejor, Intolerancia Ambiental Idiopática (IAI) según la conclusión de un grupo de expertos convocados por la OMS en 1996 debería sustituir a otras denominaciones.

La Intolerancia Ambiental Idiopática se define (Sparks, 2000) como un trastorno adquirido con síntomas recurrentes múltiples relacionado con múltiples factores ambientales tolerados por la mayor parte de las personas y que no se explica por ningún trastorno médico o psiquiátrico.

Lo importante de esta definición es su amplitud, mayor que la de Síndrome de SQM y enfermedad ambiental, abriendo paso a otros padecimientos con etiquetas difíciles de establecer atribuidos a exposición ambiental como el “Síndrome del Edificio Enfermo”, o el “Síndrome de la Guerra del Golfo”.

A pesar de todo, el término más utilizado sigue siendo el de Sensibilidad Química Múltiple (SQM).